El 15 de octubre vamos a exorcizar los mercados

Ninguna dictadura sobrevive si la gente no tiene miedo. Ni siquiera la de los mercados.

Los mercados son magia negra, su fuerza depende de nosotros.

El 15 de Octubre vamos a exorcizar los mercados. Vamos a expulsar al broker que habita en cada un@ de nosotr@s.

El 15-O es el Día de La Liberación.

Los mercados dependen de la confianza. Para construir nuestro escudoantimercados te necesitamos a ti

y a tu amuleto antimercados, tu talismán de confianza:

tráete una foto de tus hijos o el anillo que te regaló tu abuela o tus pantuflas o tu yoyo o tu iphone verde o tu camiseta de los conciertos o un bocata de mortadela o a tu hamster Paquito o una pila de ocho voltios o tus bragas o calzoncillos de la suerte o aquella foto de las vacaciones o tráete a un amigo.

Necesitamos mucha energía, necesitamos mucha confianza. Los mercados son poderosos, pero no invencibles.

Únete el 15-O al escudoantimercados después de la manifestación Cibeles-Sol (Madrid).

¿Estás preparad@ para La Liberación?

Anuncios

5 pensamientos en “El 15 de octubre vamos a exorcizar los mercados

  1. Cordu dice:

    ¿Sólo en Madrid? ¿Pero, esto no es global?

  2. Andres dice:

    Revisa en tu convocatoria local mira a ver que actividades han preparado. Dime de donde eres si quieres y te ayudo a encontrar información.

    Lo que no me queda muy claro es como vamos hacer esto de la exorcitación. ¿Podíais explicarlo un poco mejor?

  3. Fernando dice:

    Aunque lo he comentado en facebook, copio mi comentario aquí:

    MERCADOS. Destripemos esto un poco a ver quienes nos oprimen, grosso modo:

    Los mercados somos todos nosotros con nuestros depósitos o planes de pensiones (o nuestros familiares o amigos). Pero delegamos su gestión en personas que no siempre son éticas/inteligentes. Y las “malvadas” agencias de calificación, son lo mismo, nuestro elegidos para gestionar nuestros fondos confían en ellas, es su libertad de elección.

    Pues el que lo desee, que retire esa responsabilidad y que la dé a otros que lo hagan mejor, o que la asuma en primera persona buscando proyectos que coincidan con sus valores e inviertiendo en ellos, supervisando CÓMO se hacen.
    Nosotros nos convertiríamos en nuestra agencia de calificación que elige proyectos, no sólo el riesgo de que no me devuelvan rentabilidad.
    Pero si cuando vamos a un banco sólo buscamos máxima rentabilidad, que sepamos que estamos diciendo “no me interesa cómo lo haces, quiero rentabilidad” pues eso hacen.

    Algo parecido pasa con los políticos… creemos nuevas instituciones desde abajo como ya se está haciendo con las asambleas. Las otras, se regenerarán o desaparecerán, sin guerras.

    ¿En el trabajo? pues parecido también. El del banco que sólo obtuvo el mandato de obtener rentabilidad, aprieta al máximo al consejo de administración de tu empresa, estos a la cadena de mando hasta que te encuentre a ti, cualquiera que sea el escalón que ocupes, te llegará esa “PRESIÓN de ARRIBA demoníaca”, que eres tú mismo o tus colegas o sus familiares.

    Creo que, porque nos perdemos en esta maraña, parece “MAGIA NEGRA”. Pero no, SOMOS NOSOTROS MISMOS que estamos delegando mal nuestras responsabilidades.

    Paremos, pensemos y tomemos nuestras decisiones y acciones tranquilamente, sin entrar en guerras contra enemigos mitológicos que sólo existen en nuestra imaginación. Los poderosos desaprensivos, como se dice, caerán SOLOS por falta de base piramidal.

    No creo que debamos buscar el paternalismo de que nos garanticen un puesto de trabajo, lo que nos deben garantizar las instituciones que construyamos es que nadie agreda ni manipule a otro (empezando por nosotros mismos), ni nos impida dedicarnos a aquello que nos guste. Si tenemos éxito o no ya dependerá, principalmente, de nosotros mismos y de lo bien que lo hagamos, obteniendo así el apoyo de los que tienen fondos y han decidido invertirlo según la bondad de los proyectos. Podría acabarse la competitividad y surgir la colaboración.

    Asumamos, como ya se está empezando a hacer, nuestra maravillosa responsabilidad y disfrutémosla imaginando una nueva sociedad y construyéndola desde abajo (cada uno), paso a paso (grupos de trabajo) y hasta arriba (nuevas o regeneradas instituciones).

    Y lo que me parece fundamental: definir, debatir, consensuar y actualizar permanentemente una COLUMNA DE VALORES HUMANOS deseables (no hablar de valores de forma genérica). Y definamos, debatamos, consensuemos y actualicemos permanentemente CÓMO VAMOS A MEDIR ESOS VALORES en nuestra sociedad, para que así tengamos una REFERENCIA con que contrastar lo que estamos haciendo cada uno de nosotros en cada momento y podamos APOYAR o NO APOYAR.

    ¿Una primera lista de valores?: SEGURIDAD, DESARROLLO, JUSTICIA, DIGNIDAD, SOLIDARIDAD, FELICIDAD.

    Espero no haber ofendido a nadie. Bueno sí, a los desaprensivos 😉

    Un saludo y gracias.

  4. Fernando dice:

    Perdón, pero releyendo el post veo que también dice “broker que habita en cada un@ de nosotr@s”. No lo había mencionado y estoy totalmente de acuerdo.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: