Impacto profundo, ché

El gobierno Menem dejó en 1999 dos bombas de relojería: a) un déficit fiscal muy elevado, de 7.350 milones de pesos y b) una enorme deuda externa, que aumentaba aún más el déficit fiscal. Además, se mantenía una paridad fija peso-dólar que perjudicaba a las exportaciones argentinas. En octubre 2001, el desempleo en Argentina fue récord: un 18,3% de la población activa.

La deuda pública llegaba a 132.000 millones de dólares. Los datos de noviembre, previos al estallido de la crisis, eran desvastadores, con caídas del 11,6% en la industria, 18,1% en la construcción, 27,7% en la industria automotriz, etc., la desocupación alcanzaría el 16,3% en octubre de 2001.

En diciembre de 2001 el gobierno publica el decreto 1570/2001, que desata lo que se llamó el corralito.. Se limitaba el retiro de dinero a 250 pesos a la semana para el público en general y se limitaban las actividades bancarias a las empresas. Se trataba de evitar la fuga de capitales y proteger al peso ante una posible devaluación, pero lo que se consiguió fue la quiebra de la economía argentina.

Los trabajadores y las clases medias se vieron muy afectadas por la política del gobierno y el 20 y 21 de diciembre se produjo el estallido social de De la Rúa. A continuación, el nuevo gobierno declara la quiebra de la deuda pública de la Argentina, la mayor suspensión de pagos de un Estado en la Historia..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: